News

Argentina: Alho impulsiona mercado de exportações, mesmo na crise brasileira

05 de abril de 2017
504458842

A província de Mendoza, na Argentina, está mais atenta do que nunca ao que acontece na economia brasileira. Isso porque quase 25% das exportações, têm o Brasil como destino. Segundo reportagem publicada pelo site “Los Andes”, a dependência do mercado de Mendoza com o Brasil é tanta, que, de acordo com economistas, um novo declínio no PIB do Brasil poderia afastar as expectativas de crescimento da província.

Ainda segundo a publicação, os dois últimos anos, 2015 e 2016, foram importantes para a economia de Mendoza. Enquanto a economia brasileira sofreu sua pior queda nos últimos 20 anos, Mendoza alcançou 34% em valor e 27% em volume no mercado. Essa melhora se deve a um único produto: o alho.

O gerente do ProMendoza, Fernando Urdaniz disse que no ano passado Mendoza conseguiu crescer no Brasil graças apenas ao alho. “O alho, depois o vinho, são os produtos mais importantes para Mendoza no mercado brasileiro. Em 2016 o preço médio subiu 70% e que permitiu grandes aumentos nas exportações para o Brasil”, afirmou.

“A crise da economia brasileira nos doeu muito, na verdade. Embora o balanço de 2016 foi positivo, graças ao alho, muitos outros produtos sofreram declínio no mercado”, completou Urdaniz.

Leia a matéria na íntegra:

La crisis de Brasil amenaza el crecimiento de Mendoza

Mendoza está más atenta que nunca a lo que pasa en la economía brasileña. El gobierno de ese país confirmó que su Producto Bruto Interno (PBI) cayó 3,6% en 2016 y aseguró que su economía volverá a crecer 0,49% en 2017.

Para la provincia lo que pase en ese mercado es fundamental. Casi 25% de las exportaciones de Mendoza tienen a Brasil como destino y lo que ocurra con la economía de ese país tiene incidencia directa sobre el desarrollo económico local.

Tal es la dependencia de Mendoza con Brasil que, según los economistas, esta nueva caída del PBI de ese país podría alejar a la provincia de sus expectativas de crecimiento.

Cabe recordar que el Presupuesto de Mendoza de este año prevé una mejora del 3,5% en el Producto Bruto Geográfico (índice que mide el tamaño de la economía).

Los economistas Jorge Day, de Ieral y Pablo Salvador, de Fundación Ideal, coincidieron en que una nueva contracción de la economía de Brasil en 2017 comprometería los objetivos del Gobierno de Mendoza, aunque aclararon que no se puede saber con anticipación cuál sería el impacto real.

“Quizás no sea tan grande la incidencia en términos generales, pero sí se verían muy afectados la agroindustria y el turismo proveniente de Brasil. Son dos sectores que aportan mucho a la economía de la provincia”, indicó Day.

“Además, son rubros que generan mucho empleo y, al verse perjudicados, podrían perderse puestos de trabajo”, señaló el experto.

Aunque no existe una fórmula exacta que determine la relación entre PBG y empleo, Jorge Day y Pablo Salvador aseguraron que un menor crecimiento de la economía repercutiría en los puestos de trabajo.

Según los expertos, por cada 3 puntos porcentuales que aumente el PBG de Mendoza, el empleo crece entre 1% y 2,1%. Cuando cae, genera el efecto contrario.

La relación comercial

Para entender mejor cuáles son las perspectivas de crecimiento de Mendoza en relación a lo que ocurra en Brasil, es necesario analizar primero cómo ha sido su relación comercial en los últimos años.

Según estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) y ProMendoza, las exportaciones de nuestra provincia a Brasil cayeron 43% en los últimos seis años, pasando de exportar U$S 464 millones FOB (valor de la mercadería puesta en destino) en 2010 a U$S 263 millones en 2016.

En volumen la caída fue aún mayor (60%). En 2010 la provincia envió 365 millones de kilogramos netos al mercado brasileño, pero con el paso de los años su presencia en ese destino fue cayendo y en 2016 cerró con 144 millones de kilogramos netos.

Comparando esos resultados con el PBG de Mendoza, se ve con claridad la dependencia de la provincia con Brasil. Entre 2011 y 2012, cuando las exportaciones de Mendoza a ese mercado sufrieron una caída de U$S 118 millones FOB (ver cuadro), el PBG de la provincia creció sólo 0,30%. Luego, tras bajar U$S 31.887.551 FOB entre 2013 y 2014, el PBG se contrajo un 3,56%.

Dos años clave

En 2015 y 2016 la economía brasileña sufrió su peor caída de los últimos 20 años. Su PBI bajó 3,8% y 3,6% respectivamente. Curiosamente, entre esos dos años Mendoza logró 34% en valor y 27% en volumen en ese mercado.

Sin embargo, esa mejora se debió solamente a lo ocurrido con un producto. El gerente de ProMendoza, Fernando Urdaniz, indicó que el año pasado Mendoza logró crecer en Brasil sólo gracias al ajo.

“El ajo es, después del vino, el producto más importante para Mendoza en el mercado brasileño. En 2016 su precio promedio subió 70% y eso permitió grandes crecimientos en los envíos a Brasil. De no ser por el ajo, las exportaciones a ese país hubieran caído”, apuntó.

“La crisis de la economía de Brasil nos perjudica mucho realmente. Aunque el balance de 2016 fue positivo gracias al ajo, muchos otros productos sufrieron caída en ese mercado”, insistió.

Qué se espera para 2017

Las perspectivas de crecimiento del gobierno de Brasil suenan bien para la economía de la provincia pero para que los dichos de los funcionarios de ese país se hagan realidad deben pasar muchas cosas. Además, no cualquier escenario de crecimiento sería favorable para Mendoza.

Un punto determinante será la forma en la que Brasil busque salir de la recesión. Pablo Salvador explicó que para que Mendoza se vea favorecida con la economía de Brasil, el gobierno del país vecino debería impulsar el crecimiento de su economía a través del consumo.

“Si la gente de un país consume menos, comprará menos productos dentro y fuera del país. Si en cambio aumenta, genera el efecto contrario”, indicó.

Por ahora los números no son alentadores en ese punto. Según informó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), en 2016 cayó 4,2% el consumo en Brasil en comparación a 2015. Ese resultado, a su vez, repercutió en una caída del 10,3% en las importaciones realizadas por Brasil.

Otra variables de alta importancia para Mendoza es lo que ocurra con la competitividad cambiaria. “Si Brasil devalúa su moneda los exportadores locales se verán perjudicados, porque se pagará menos por sus productos”, indicó.

“Esa pérdida de competitividad se podría compensar si también se devalúa el peso argentino, pero el Gobierno nacional ha dado claras señales de que no tocará el tipo de cambio de nuestro país”, continuó el experto.

Por su parte, Fernando Urdaniz, de ProMendoza, fue optimista y opinó que “las perspectivas para la provincia son positivas con relación a Brasil”.

“Aunque el futuro del país vecino no sea del todo claro, ya hay indicios de recuperación y pensamos que las exportaciones de Mendoza a Brasil pueden crecer”, comentó.

“Será difícil llegar a los valores de 2010. En esa época había oferta mendocina de manzanas, peras y otros frutales. Hoy eso ya no existe y pasarán años para que se recuperen los volúmenes normales”, reconoció.